miércoles, 9 de noviembre de 2011

Una moneda menos que pagar

Estaba Nasrudín sentado cerca de una piedras que se utilizaban para vadear el río, cuando vio a 10 ciegos que querían cruzarlo. Entonces les ofreció ayuda a cambio de 1 moneda por persona.

Los hombres aceptaron y comenzó a cruzarlo. 9 alcanzaron la otra orilla sin novedad. Pero mientras cruzaba al último, el infortunado tropezó y fue arrastrado por la corriente.

Presintiendo que algo había pasado, los 9 sobrevivientes preguntaron:

-¿Qué ocurre Nasrudín?

-Una moneda menos que pagar, (respondió).

No hay comentarios:

Publicar un comentario