martes, 8 de noviembre de 2011

Más tarde de lo que cree

Decidiendo que por una vez ayunaría los 30 días de Ramadán, Nasrudín pensó en llevar la cuenta poniendo una piedrita en una olla por cada día que pasara.

Su hija pequeña, viendo al padre hacer esto comenzó también a traer piedras de todo el jardín y a introducirlas en la olla. Nasrudín nada sabía de esto.

Días más tarde unos viajeros que pasaban le preguntaron cuántos días del mes de ayuno había pasado ya. Nasrudín corrió hasta su olla y contó las piedrita. Cuando regresó, dijo:

-45.

-¡Pero si sólo hay 30 días en el mes!.

-Yo no exagero (respondió el Mulá con dignidad); muy por el contrario. La verdadera cifra es 153.

No hay comentarios:

Publicar un comentario