martes, 8 de noviembre de 2011

Lo que él dice es lo que importa

Un vecino conocido por su crueldad quería que Nasrudín le prestara el burro.

-Tendré que pedirle permiso a él, (alegó el Mulá).

-Muy bien; vaya y pregúntele.

-Nasrudín no tardó en regresar del establo.

-Lo lamento; él está dotado de presciencia y afirma que el futuro no le augura buenas relaciones con usted, (informó).

-¿Pero qué ve en el futuro?

-Yo no le pregunté y dijo simplemente: “Viajes largos y poca comida, huesos doloridos y rodillas lastimadas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario