miércoles, 9 de noviembre de 2011

Capacidad máxima

Una frágil y antigua vasija china, muy valiosa, fue encontrada por los pobladores y se suscitó una discusión en la casa de té acerca de su exacta capacidad.

En medio de la acalorada disputa llegó el Mulá. La gente apeló a él para que decidiera.

-Es simple (dijo el Mulá); traigan aquí la vasija y un poco de arena.

Hizo que se llenara la vasija con capas de arena fina, una tras otra, mientras la aplastaba con un mazo. Finalmente la vasija estalló.

-Ya está (expresó, dirigiéndose a la concurrencia con aire de triunfante); hemos cuál es la capacidad máxima. Todo lo que tienen que hacer ahora es quitar un grano de arena y tendrán la cantidad precisa que se necesita para colmar un recipiente como este.

No hay comentarios:

Publicar un comentario