lunes, 7 de noviembre de 2011

Sin tiempo que perder

Nasrudín llegó corriendo a una cita en la ciudad vecina completamente desnudo. La gente le preguntó el por qué.

-Estaba tan apurado por vestirme que olvidé la ropa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario