domingo, 6 de noviembre de 2011

Prudencia

El Mulá fue invitado a una fiesta de esponsales. La última vez que había estado en la casa donde se efectuaba el festejo, alguien le había hurtado sus sandalias.

En esta oportunidad, en lugar de depositarlas en la puerta, las guardó en el bolsillo interno de su capa.

-¿Qué libro llevas en tu bolsillo?, le preguntó el anfitrión.

-Quizá quiera quitarme mis zapatos, - pensó para sí Nasrudín -; por otra parte, debo mantener mi reputación de hombre instruido.

Y en voz alta dijo: “El bulto que observas trata sobre la Prudencia”.

-¡Que interesante! ¿En qué librería lo has conseguido?.

-Si nos atenemos a los hechos, lo compré a un zapatero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario