lunes, 7 de noviembre de 2011

Objetividad

Un vecino de Nasrudín fue a consultarlo sobre la interpretación de una cuestión legal.

-Mi vaca fue corneada por su toro. ¿Me corresponde por ello alguna indemnización?.

-Por cierto que no. ¿Cómo puede un hombre ser responsable de lo que hace un animal?.

-Un momento, me temo que se ha planteado el asunto al revés. Lo que en realidad sucedió, fue que mi toro corneó a su vaca.

-¡Ah!, esto es más complicado. Deberé consultar la jurisprudencia, pues puede haber otros factores involucrados que sean pertinentes y que pudieran alterar el caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario