domingo, 6 de noviembre de 2011

No es tan difícil

El vecino del Maestro le pidió prestada su cuerda de colgar la ropa.

-Lo lamento (dijo Nasrudín), la estoy usando. Estoy secando harina.

-¿Cómo diablos puedes secar harina en una cuerda de ropa?

-Es menos difícil de lo que imaginas cuando no la quieres prestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario