lunes, 7 de noviembre de 2011

Más ruidoso que un buey

Nasrudín robó un buey, lo mató y la quitó el cuero.

El duelo lo identificó como el autor del delito y comenzó a gritar y a lamentarse.

-Es extraño (se dijo Nasrudín) como funcionan causa y efecto. Yo mato un animal, y es el dueño el que se comporta como si lo estuvieran desollando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario