lunes, 7 de noviembre de 2011

Lo que ha de ser

Un granjero le preguntó a Nasrudín si sus olivos habrían de dar fruto ese año.

-Darán.

-¿Cómo lo sabe?

-Simplemente lo sé, eso es todo.

Más tarde el mismo hombre vio a Nasrudín que trotaba en su burro a lo largo de la costa, buscando maderos flotantes.

-Aquí no hay maderos, Mulá; ya he buscado.

Horas después el mismo hombre vio que Nasrudín regresaba a su casa, agotado, sin que aún hubiera conseguido leña.

-Usted es un hombre de visión, que puede saber si un olivo dará frutos o no. ¿Por qué no pude prever si hay o no madera en la playa?

-Yo sé lo que debe ser, pero no sé lo que puede ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario