domingo, 6 de noviembre de 2011

La respuesta

-“Todo tiene una repuesta”, dijo un monje al entrar en la casa de té donde se hallaban Nasrudín y sus amigos.

-“Sin embargo, un erudito me desafió con una pregunta incontestable”, observó el Mulá.

-“¡Cuánto hubiera deseado estar allí! Repítemela y yo la contestaré.

-“Muy bien. Me interrogó: ¿Por qué estás entrando sigilosamente de noche en mi casa por la ventana?”:

No hay comentarios:

Publicar un comentario