lunes, 7 de noviembre de 2011

Escalera en venta

Nasrudín escaló una pared y luego pasó la escalera al otro lado del muro que daba sobre un huerto.

El dueño lo descubrió y le preguntó qué estaba haciendo allí.

-Yo... tengo una escalera en venta, (improvisó Nasrudín)

-Tonto (dijo el dueño de la casa), un huerto no es lugar para vender una escalera.

-Usted es el tonto, ya que no sabe que una escalera puede ser vendida absolutamente en cualquier lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario