miércoles, 9 de noviembre de 2011

El testamento de Nasrudín

- La ley prescribe que mis familiares deben recibir ciertas proporciones fijas de mi posesiones y dinero. No tengo nada: que esto se divida de acuerdo con las fórmulas aritméticas aplicadas por ley. Aquello que sobre ha de ser entregado a los pobres.

1 comentario:

  1. Este cuento es de una gran fortaleza...pero nadie ve mas allá.

    ResponderEliminar