domingo, 6 de noviembre de 2011

El ladron

Un ladón entró en la casa de Nasrudín y se llevó casi todas las pertenencias del Mulá a su propia casa.

Nasrudín había estado observando todo desde la calle.

Después de unos minutos tomó una manta y lo siguió. Una vez que llegó a la casa del ratero, entró, se acostó y fingió dormir.

¿Quién es usted y qué hace aquí?”, le preguntó el ladrón.

Pues bien –dijo el Mulá-, nos estábamos mudando de casa, ¿no es así?”

No hay comentarios:

Publicar un comentario