lunes, 7 de noviembre de 2011

Descripción de los bienes

Nasrudín perdió un magnífico y costoso turbante.

-¿No se siente abatido, Mulá? (Le preguntó alguien).

-No, me siento confiado. Verá usted, he ofrecido a quien lo encuentre una recompensa de media pieza de plata.

-Pero quien lo encuentre, seguramente nunca se desprenderá del turbante, que vale 100 veces más que la recompensa.

-Ya pensé en eso. En el anuncio puse que era un turbante viejo y sucio, y no el verdadero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario