lunes, 7 de noviembre de 2011

Cuando preocuparse

El burro de Nasrudín se había perdido. Todos le ayudaron a buscarlo por los alrededores.

Una persona le dijo:

-Usted no parece estar preocupado en lo más mínimo. ¡Se da cuenta que su burro podría no ser hallado nunca?

Nasrudín respondió:

-¡Ve aquella colina? Todavía nadie ha buscado allí. Si en ese sitio no lo encuentran, entonces comenzaré a preocuparme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario